Como conseguir tus Primeras Ventas: En 6 sencillos pasos

Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Estás iniciando tu negocio online y aún no has realizado tu primera venta?

Es un gran reto superar ese momento de inseguridad en el que piensas: ¿Gustará lo que tengo para ofrecer a mis clientes? ¿Alguien pagará por mis servicios? Y de pronto llega la primera venta.

Te entra un subidón de adrenalina y dices ¡Si es posible! Pero no te confíes, ese momento no dura mucho, ya que cuando emprendes el camino está lleno de curvas, subidas, bajadas y hay que saber lidiar con eso.

Gestionar correctamente esas emociones cuando empiezas a vender es el momento en el cual validas tu idea, conoces más a tu cliente ideal y obtienes tus primeros testimonios, la prueba social tan necesaria para continuar vendiendo. 

Y encima con la fobia que algunos tienen al momento de vender, que parece que están pidiendo en la calle y esto está alejado de la realidad, solo deseas vender tu producto o servicio y dar a conocer tu marca.

Vender es ayudar, vender es proporcionar algo a alguien que lo necesita; y aunque  no es nada fácil superar los miedos y conseguir las primeras ventas, es parte del proceso, pues para eso estás emprendiendo y una parte muy importante es aprender a vender.

Al final debes entender que cuando llevas un tiempo y siempre y cuando lo estés haciendo bien; las ventas vendrán solas, bien porque te has posicionado en tu sector, o porque el marketing de contenidos y tu estrategia están haciendo su labor, lo importante es pasar esta primera fase y para ello te damos 6 acciones que puedes realizar desde ahora mismo que te aseguramos que te ayudarán a impulsar tu negocio.

6 Acciones para comenzar a vender

Si sigues estas 6 acciones en el orden indicado estarás dando un paso firme para atraer a esos clientes que tanto anhelas y lograr consolidar tu negocio a corto plazo. 

Acción 1: Prepara tu Speech de Ventas (1 minuto).

Cuéntale lo que haces a tus contactos, amigos y familiares. Te sorprendería saber la cantidad de emprendedores que no comparte con su círculo íntimo lo que están haciendo. 

Además, este punto ayuda a atraer cada vez a más y más personas, y una vez que logres vender, serán tus mismos clientes voceros de tu marca. No hay nada más confiable respecto a productos o servicios cuando alguien que conoces te habla desde su experiencia, y es ahí cuando los clientes llegan por sí solos.

Acción 2: Revisa tus contactos en diferentes medios

Revisa tus contactos en Linkedin, Whatsapp, Email y haz una lista de personas que podrían contratar tus servicios o abrir alguna puerta concreta. 

En esta acción puedes seleccionar al menos 25 contactos y a cada uno de ellos le escribes un mensaje personalizado explicando lo que haces y cómo podrían ayudarte. Sé específico; es decir, si quieres que esa persona te ponga en contacto con otra persona que sabes que es interesante para ti, díselo claramente.

Utiliza siempre la empatía y amabilidad, no olvides que la educación también abre puertas.

Una vez hayas realizado la acción con los primeros 25, vas a por otro lote de 25 y así cada semana. De esa cantidad de personas, seguro algunos terminan comprándote o concretando algo que te beneficie, el punto es no desistir, ser perseverante; pues al inicio de un emprendimiento no suele ser sencillo.

Acción 3: Haz una lista de empresas con las que puedas colaborar

Cada vez más se externalizan los servicios, por lo que no es nada descabellado dar un paso al frente y ofrecer tus servicios a empresas que consideres interesantes.

En este caso puedes buscar ofertas de trabajo de plataformas como Infojobs o Linkedin. Imagina que eres copywriter y ves una oferta de empleo de redactor de contenido, prepara una propuesta, tal vez te sorprendan y valoren tu iniciativa positivamente, replanteándose su estrategia.

Acción 4: Busca colaboraciones con otros profesionales

Si quieres dar un impulso a tu negocio para que sea conocido por más usuarios y así, incrementar las ventas; el establecimiento de alianzas con otras empresas, negocios o cualquier profesional es una gran estrategia. 

Aunque al final se trata de un acuerdo entre ambos, esto no debe llevarse de forma desorganizada y; sobre todo, debe estar firmemente sujeto al principio fundamental de la ganancia mutua, es decir, ganar- ganar.

Así que si quieres lograr concretar una alianza dónde ambas partes queden satisfechas, tienes que tomar en cuenta los dos objetivos que tiene dicho principio: primero, qué es lo que ambos ganarán y segundo, cuál es el costo que pagarán para obtener esa ganancia.

Generalmente, las personas se enfocan solo en el primero y no dejan claro el segundo punto que es más importante, pues si hay disposición para asumir el precio de la ganancia, entonces se formará el compromiso y con este se concretará la colaboración.

Así que, para que puedas establecer colaboraciones profesionales valiosas, siempre debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Lo que tú vas a ganar con la colaboración.
  • Lo que la otra parte ganará con esta.
  • El costo que tienes que pagar para establecer la colaboración.
  • El costo que le corresponde pagar a la otra parte.

El equilibrio entre estos cuatro puntos es lo que velará por los intereses de ambos y hará que la colaboración termine resultando exitosa.

Acción 5: Ofrece una sesión corta gratis para que te conozcan

Muchas veces te ven por redes sociales, les gusta tu contenido, pero falta un pequeño empujón para comprar tu servicio. Si ofreces esos 15 o 30 minutos de consultoría gratis, es más que probable que en ese tiempo, la persona se convenza de que le puedes ayudar y compre tu servicio.

Puedes usar un servicio como el de https://calendly.com/es 

Y si no lo compra es porque aún no era el momento, no olvides mantener el contacto, ya que es posible que lo haga más adelante. 

Acción 6: Invierte en publicidad

No hace falta invertir grandes cantidades de entrada, pero la publicidad en Google, Facebook e Instagram no es muy cara y es efectiva siempre y cuando la hagas bien y con una propuesta adecuada, creando embudos de ventas efectivos. 

Como verás, estas son solo algunas de las acciones que puedes poner en marcha para conseguir los primeros clientes. Hay muchas más, pero es cuestión de ir afianzando la estrategia que te propongas y cuando empieces a ver resultados, se ampliarán las acciones y finalmente te encantará vender. 

Conclusión

Como has podido ver, hay varios pasos que puedes poner en práctica para lograr las primeras ventas de tu emprendimiento o negocio, y luego, una vez teniendo cierta cantidad de clientes, trabajar en fidelizarlos, para tener un margen “estable” de ganancias o aumentarlas, gracias a las recomendaciones que estos puedan brindar de tus servicios o productos.

Más información

¿Cómo ser un buen emprendedor?

Para ser un buen emprendedor no existe una fórmula secreta, sin embargo, hay algunos pasos a seguir que podrían garantizar o no tu éxito y aquí te contamos cuales son.